La Opinion 6-26-08


Esperanza para hijos de crianza

POR PRIMERA VEZ UN EVENTO REÚNE EL APOYO Y LA ORIENTACIÓN PARA NIÑOS Y JÓVENES EN HOGARES DE CRIANZA O EN LIBERTAD CONDICIONAL


EILEEN TRUAX
eileen.truax@laopinion.com
June 26, 2008

Nacen en hogares que no eligieron y crecen sometidos a situaciones que no pueden controlar. Saltan de hogar en hogar sin la certeza de una familia y en ocasiones son encarcelados durante un tiempo en plena adolescencia. Son niños y jóvenes que viven en hogares de crianza y que para salir adelante, requieren de un esfuerzo adicional y de toda la atención de la sociedad.

Para apoyarlos en este objetivo, ayer se celebró por primera vez la Feria de Recursos del condado de Los Ángeles, organizada por el Consejo Coordinador de Educación (CCE). El objetivo del evento es reunir a las agencias que dan servicios para el desarrollo de los niños y jóvenes que están en hogares de crianza o en libertad condicional.

La información sobre programas de educación preescolar temprana y para después de la escuela, actividades extracurriculares, ofertas de empleo, y asesoría para hacer una solicitud al colegio y para encontrar un mentor o un tutor, fueron algunos de los recursos que estos chicos encontraron en el lugar.

Ben fue uno de ellos. A sus 14 años, Ben se ve mucho más pequeño de lo que es. En su cabeza hay áreas que no están cubiertas por pelo, con pequeñas cicatrices. Habla bajito y se distrae fácilmente, sobre todo cuando le dicen que puede escoger un regalito en un juego de ruleta. Elige una lamparita de mano.

Ben acudió a la feria, junto a un grupo de compañeros con los que vive en una residencia temporal. Fueron llevados ahí para tramitar sus certificados de nacimiento y sus números de Seguro Social, servicio también proporcionado en el evento.

De acuerdo con reportes estatales, cerca del 70% de los reos que se encuentran detenidos en prisiones de California estuvieron en un hogar de crianza.

En el condado de Los Ángeles, cada mes entran tres mil niños a este sistema. Jenny Serrano comprende bien las razones por las que esto ocurre. A sus 31 años, Jenny desempeña como coordinadora de transición para los jóvenes en la oficina del Jefe Ejecutivo del condado de Los Ángeles. Su trabajo consiste en ayudar a los chicos que salen de los hogares de crianza a incorporarse a su vida independiente de manera exitosa.

"Lamentablemente esa cifra no me sorprende", dice refiriéndose al porcentaje de reos provenientes de este sistema. "Cualquier persona que empiece una nueva vida siempre tiene una red de seguridad en sus padres, o su familia: les ayudan a pagar la renta, o con sus estudios, o a comprar un primer auto; les ayudan a elegir una universidad, o a tramitar un documento oficial".

"Con los chicos que salen de los hogares de crianza no ocurre eso", añade. "Es difícil si no estás preparado para salir adelante tú solo […] A mí me pasó: yo cambiaba de escuela todo el tiempo porque vivía primero con un familiar, luego con otro, luego con otro; a veces mi hermano y yo juntos, a veces separados. Finalmente me di cuenta de que tenía que hacer las cosas por mí misma".

José Huízar, concejal del Distrito 14 y presidente del CCE, asegura que el sistema actual puede llegar a ser para estos jóvenes "como un rompecabezas en el que las piezas no siempre encajan. Aquí les ayudamos a crear una red de seguridad educacional para que todos los programas y organizaciones sirviendo a estos jóvenes estén informados de sus necesidades educacionales particulares", señaló.

Se pueden obtener más informes sobre programas para ser voluntario como mentor de un menor, o para ser padres de crianza, en los teléfonos del CEE: (213) 974-5967, o en CASA: (323) 526-6666.

La Opinion Photo 1 6-26-08

 

La Opinion Photo 2 6-26-08